Contacta con nosotros: (34) 983 396 201 o info@qampo.es

Campo Suelo+

Qampo Suelo+

La monitorización del suelo nos permite conocer qué está ocurriendo en la raíz de la planta.
De esta forma podremos adelantarnos y tomar las decisiones más acertadas.
Qampo Suelo+ te permite conocer todos los parámetros del suelo y aquellos
parámetros ambientales que afectan de forma directa al suelo.

COMPRAR

Qampo suelo + permite conocer cómo está afectando el riego al suelo. Y cómo lo está asimilando la planta.

Con la información que nos dan las sondas de humedad de suelo sabremos la cantidad de agua a usar, sin que nada se desperdicie y la duración y espaciado en el tiempo de los riegos a realizar de forma muy precisa. Teniendo en cuenta el agua procedente de la lluvia, la temperatura y humedad ambientales, la humedad del suelo, la cantidad de agua usada en los riegos y la conductividad eléctrica del agua de riego, se puede saber con una gran precisión como adecuar los riegos a cada campaña y adaptarnos mejor a los períodos de lluvia y de sequía.

ESTACIÓN DE SUELO+

La estación Qampo suelo + te aporta toda la potencia de la estación de suelo pero con el añadido de la monitorización de los principales factores ambientales que afectan al suelo: la pluviometría, la radiación solar, la temperatura y humedad del aire.

Qampo suelo + monitoriza humedad y temperatura de suelo a distintas profundidades, permitiendo ver cómo penetra el agua en el subsuelo y cómo la absorbe la raíz de la planta. Con la monitorización del riego registramos de forma totalmente automática cuánto y cuándo se está regando. De modo que vemos la relación entre la humedad del suelo a diferentes profundidades y los riegos que realizamos.
Añadiendo los datos de la lluvia, podemos ver fácilmente la influencia de ésta en la humedad del suelo. Accediendo a datos históricos y pudiendo comparar con años anteriores.
Mediante la radiación solar, la temperatura y humedad ambientales y la posición de la estación, se puede visualizar de forma directa en la plataforma, la ET0. Con este dato lo que vemos es la cantidad de agua que se pierde por evapotranspiración.

Principales beneficios de la monitorización del suelo.

1

Evitar lixivación

Evitar lixivación

Evita la lixivación durante los riegos para que no se acumule exceso de contenido salino perjudicial para la planta. Saber más

2

Agua en la raíz

Agua en la raíz

Se puede realizar la trazabilidad de la absorción de agua en la raíz de la planta.

3

Evitar percolación

Evitar percolación

Detecta y evita la percolación, con el consecuente ahorro de agua

4

Evitar el estrés hídrico

Evitar el estrés hídrico

Controla exáctamente el nivel de estrés hídrico que la planta tiene o ha tenido históricamente.

5

Ajustar riegos

Ajustar riegos

Ajusta los umbrales de riego superior e inferior de acuerdo a la absorción real de agua de la planta

6

Monitorizar consumos

Monitorizar consumos

Monitoriza el consumo de agua de riego y compáralo con información de otras campañas

7

Monitorizar lluvias

Monitorizar lluvias

Monitoriza cómo afecta la lluvia al suelo de tu parcela y comparala con años anteriores

8

Riego eficiente

Riego eficiente

Aplica técnicas de riego eficiente en función de los datos

¿Cuándo, cuánto y cómo riegas?

Para poder poner en relación la humedad del suelo con las prácticas de riego, hay que conocer con detalle estos parámetros.
Qampo suelo tiene disponibles contadores de todos los diámetros para saber exactamente la cantidad de agua empleada, el tiempo de los riegos, su espaciado y llevar un histórico que se registra de forma completamente automática. Olvídate de tener que anotar los datos. Podrás acceder a los datos en cualquier momento.

Humedad, temperatura y conductividad eléctrica de suelo en tiempo real

Mide todos estos parámetros a varias profundidades con un sólo sensor. La sonda de tubo con tecnología FDR permite medir cómo la raíz del cultivo absorbe el agua, y así gestionar el riego en consecuencia para obtener mayor calidad y mejorar la producción aumentando la sostenibilidad.

La instalación (o la desinstalación en caso de que sea necesario un cambio de sitio) es muy sencilla y se puede realizar en minutos.

Optimiza el agua y la energía que consumes con un sistema de monitorización profesional.

La monitorización continua de los parámetros agronómicos de suelo permite adaptar las dinámicas de riego a las necesidades concretas del cultivo de forma muy eficiente, consiguiendo importantes mejoras en la calidad del cultivo, un aumento en la producción y una optimización en el consumo de agua y por tanto una mejora en el rendimiento económico de la explotación agrícola.

Conocer la cantidad exacta de agua que la lluvia ha aportado a tu parcela es clave

Conocer la cantidad exacta de agua que la lluvia ha aportado a tu parcela es clave
Saber cuándo y cuánto ha llovido, nos permite adecuar de forma más precisa nuestras prácticas de riego.
Con Qampo tendremos controlada la lluvia que ha caído exactamente en el punto de interés. En nuestra parcela. Tendremos datos históricos que podremos comparar, conoceremos cuándo llovió, cuánto duró cada lluvia, la cantidad de agua que cayó…

Temperatura y humedad en tiempo real e históricas en el punto exacto en el que se encuentra tu cultivo

Conocer la temperatura y la humedad en el punto en el que se encuentra la parcela, permite conocer la cantidad de agua que se pierde por evapotranspiración. Este dato unido a todos los demás datos que aporta Qampo +, te permitirá realizar riegos más precisos que nunca.

Conocer la cantidad exacta de agua que la lluvia ha aportado a tu parcela es clave.

Saber cuándo y cuánto ha llovido, nos permite adecuar de forma más precisa nuestras prácticas de riego. Con Qampo tendremos controlada la lluvia que ha caído exactamente en el punto de interés. En nuestra parcela.
Tendremos datos históricos que podremos comparar, conoceremos cuándo llovió, cuánto duró cada lluvia, la cantidad de agua que cayó…

Datalogger

Qbic 4C con comunicaciones integradas y panel solar incluído. El dispositivo se encarga de registrar de forma automática todos los datos procedentes de los sensores y enviarlos inalámbricamente para que se puedan ver en tiempo real o a través de históricos. Accede a ellos mediante la web o desde un móvil en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Conductividad eléctrica del agua de riego

La planta absorbe los nutrientes que se encuentran disueltos en el agua. Conocer lo que se le aporta al agua de riego es importante, pero también lo es saber qué llevaba el agua previamente. La conductividad eléctrica aporta información sobre las sales disueltas en el agua.

Complementa tu estación con más sensores

– Humectación de hoja: medir el estado de humedad de las cubiertas vegetales permite anticiparnos a enfermedades de las plantas, programar avisos para aplicar tratamientos fitosanitarios o, dependiendo del sensor, incluso detectar la presencia de hielo.
– Dendrómetro: Sirve para medir el tamaño del tronco. ¿Sabías que…? Además de permitirnos estudiar la forma y tamaño de la planta, también podemos relacionar el grosor del tallo con el estrés hídrico de la planta, detectando el estado de la misma en cada momento.
– Radiación solar: La cantidad de luz solar que recibe la planta es clave en su desarrollo. Además, este dato, nos permite determinar de forma más precisa la evapotranspiración en el cultivo, lo cual nos permite conocer la cantidad de agua que se pierde con ella y afinar aún más los riegos que realizamos.

Kit de montaje

El kit de montaje permite instalar la estación de monitorización meteorológica en cualquier circunstancia. O bien clavada en el suelo, o bien apoya mediante un trípode o bien
mediante un pie para suelos rígidos (azoteas, a pie de obra, etc.).
El conjunto es perfectamente transportable y fácil de montar para una sóla persona.

Consigue repetibilidad en tus cultivos
de un año a otro

Cultivar un producto tiene similitudes con preparar una buena receta de cocina. En función de la cantidad y de cómo se mezclen los ingredientes, el resultado puede ser muy distinto. En agricultura ocurre lo mismo. El agua de riego que se le aporta a la planta es uno de los parámetros que podemos controlar. Pero la lluvia, el viento, la temperatura, la humedad del ambiente…es incontrolable y cambia de un año a otro. Si podemos medir todos estos parámetros y tener registrados automáticamente los valores, podemos adecuar la cantidad y la forma en la que aportamos el agua de riego, para que cada año podamos obtener cultivos con las mismas características.