Contacta con nosotros: (34) 983 396 201 o info@qampo.es

Bodegas Concejo

Bodegas Concejo

Introducción

Como ocurre con todas las nuevas tecnologías hasta que estas se controlan y conocen en profundidad se producen avances y retrocesos, casos de éxitos y también errores inesperados que hay que corregir, para entender mejor el funcionamiento de un producto como Qampo y el proceso de trabajo del equipo que lo forman describiremos a continuación el proyecto en el municipio de Valoria de la Buena, donde se encuentra la Bodega de Concejo.

La vid o parra es una planta cuyo fruto es la uva, su nombre científico es Vitis vinífera. Es un arbusto constituido por raíces, tronco, sarmientos, hojas, flores y fruto.

Es una planta leñosa, suele tener una vida muy larga, siendo fácil encontrar una vid centenaria. Tiene un aparato radicular grande que tarda años en desarrollarse completamente, es un cultivo que no puede renovarse con facilidad. La necesidad de mantenerlo vivo durante el invierno o en tiempo de sequía hace a las plantas leñosas más exigentes respecto al clima y la fertilidad.

La vid es especialmente sensible en sus comienzos, se deben controlar todos los elementos externos para un correcto crecimiento y desarrollo.

La vid se caracteriza por grandes hojas que captan el oxígeno suficiente. Es en ellas donde a partir del oxígeno y el agua, se forman las moléculas de los ácidos, azúcares, etc. que se van a acumular en el grano de la uva condicionando su sabor.

Requerimiento Edafoclimáticos

Temperatura

En invierno, las temperaturas mínimas que puede aguantar son de hasta –20 ºC. Por debajo tendrían lugar graves daños. Daños muy graves sería la muerte de las yemas en los sarmientos de un año, lo cual, se da más en las vides jóvenes y en las vides vigorosas.
Producen graves daños las heladas por debajo de los –2 ºC después de la brotación pues destruyen completamente la cosecha.

Debido al alto valor de la vid. Como medios empleados contra las heladas tenemos las nieblas artificiales y el riego por aspersión. El segundo es realmente eficaz pero costoso, aunque la instalación sirva contra el hielo, como riego estival y como medio de lucha antiparasitaria.

Las temperaturas demasiado altas (30-34º C), especialmente si van acompañadas de sequedad, viento caliente y seco, son temperaturas que queman hojas y racimos.

Precipitaciones

Las necesidades hídricas de cualquier cultivo depende de muchos factores como pueden ser la temperatura, lluvia, humedad etc.

La vid dispone de un potente sistema radicular que profundiza en el suelo y de un gran poder de succión de sus raíces por lo que requiere relativamente poca aportación de agua. Una pluviometría que oscila entre 350 y 600 milímetros anuales ya es adecuada para una producción de vinos de calidad, por lo que la aportación extraordinaria de agua a través del riego debe usarse como medida de disminución del estrés, el estrés hídrico provoca reducciones en el crecimiento de la vid, tanto en los órganos vegetativos ( raíz, tronco…) como en los reproductivos ( bayas y racimos), lo que se traduce en una disminución de la producción.

La vid no es un cultivo tradicional pues en ciertos momentos es necesario un cierto déficit hídrico por ejemplo que favorezca un aumento de azucares en la uva y por tanto una mayor calidad durante el proceso final de maduración. Además hay que añadir que en la actualidad el riego es objeto de polémica ya que hay autores que defienden su uso mayor del riego mientras que otros se muestran mas reacios.

Esta parcela en concreto cuenta con una instalación de riego por goteo, que presenta la finalidad de minimizar el gasto de agua y energía, disminuye la aparición de enfermedades y ahorra mano de obra, por lo que permiten conseguir los mejores beneficios por hectárea.

Suelo

La vid se adapta a muchísimos terrenos. Además hay una cierta gama de porta injertos que permite adaptarse a las más variadas exigencias. Un componente importante del terreno es la materia orgánica:

  • Terreno pobre: < 1,5%
  • Suficientemente dotado: 1,5-2,5%
  • Bien dotado: 2,5-3,5%

El pH indica la reacción del terreno y es de fundamental importancia para la elección del portainjertos, si ésta no es la adecuada provoca clorosis en la planta y un continuo uso de correctores.

Este cultivo cuenta en España con más de 1 millón de hectáreas, lo que le convierte en el país con la mayor extensión cultivada de viñas del mundo, lo que supone un ingreso por exportaciones de 2,8 millones de Euros anuales.

Climatología de la zona

Valoría la Buena es un pueblo de la zona centro de Castilla y León en la provincia de Valladolid. Los datos históricos climatológicos son:

En la imagen superior podemos observar que las precipitaciones son 443 mm como ya dijimos antes las precipitaciones deben estar entre los 350 y 600 mm lo que permite afirmar, que salvo años especialmente secos se cumplirá con las exigencias del cultivo respecto a cantidad total. Si nos fijamos en su distribución observamos como las precipitaciones son mayores en los meses de primavera (abril, mayo y junio) y en otoño (octubre, noviembre y diciembre). Las mayores necesidades de agua para el cultivo se dan durante el periodo de primavera y principio de verano, este último periodo debe ser apoyado pues las necesidades siguen siendo altas y las precipitaciones muy puntuales o inexistentes.

Se debe tener en cuenta que la región tiene posibles problemas de heladas tardías tras haberse producido la brotación.

Respecto a los suelos, interpretamos los datos ofrecidos por Itacyl para la comunidad (imagen inferior) observamos que las características del suelo, franco limoso arcilloso con una buena cantidad de materia orgánica alrededor del 2%, respecto al pH son suelo básicos que producirán vinos con menor acidez.

Soluciones Qampo

Tras realizar un primer estudio del marco de la plantación, el tipo de suelo, el sistema de riego y la climatología de la zona, se decide instalar una estación Qampo Suelo +, la cual, presenta las siguientes características:

  • Monitorización continua de la temperatura y humedad ambiente: Se contabilizan las horas de frío y de calor en los diferentes períodos.
  • Pluviometría
  • Monitorización del riego: Hora de inicio y fin de los riegos y dotación de los mismos
  • Monitorización de la humedad y la temperatura del suelo a 3 profundidades mediante sensor Sentek Drill and drop
  • Sensor para detección de heladas
  • Sensor de humectación de hoja
  • Comunicaciones inalámbricas GPRS
  • Datalogger Qbic 8C-GPRS
  • Acceso a la plataforma de visualización Qampo

Instalación:

La instalación de la estación Qampo Suelo + se realiza de forma sencilla gracias a su kit de instalación. El datalogger Qbic 8C-GPRS presenta una placa solar integrada, por lo que no es necesario ningún cable eléctrico para su instalación. Por otra parte, presenta conectores externos IP67 para la conexión de los sensores de forma sencilla. El pluviómetro y el sensor de temperatura se anclan sobre el poste donde también se fija el Qbic, todo esto se hace mediante unos soportes y anclajes que forman parte de dicho kit. Para la monitorización de los riegos se instala un contador de agua volumétrico de 15 mm (DN15) de diámetro que se acopla de forma perfecta, haciendo uso de unos adaptadores para tubería de 16 mm.

El sensor elegido para la medición de la humedad y temperatura en suelo es del fabricante australiano Sentek, concretamente se hace uso de un sensor de tubo de la familia Drill and Drop de 30 cm, que presenta 3 sensores para la medición de la temperatura del suelo y del contenido volumétrico de agua del suelo, separados, cada uno de ellos, 10 cm. Una de las grandes ventajas de este tipo de sensores es su sencilla instalación, para la cual se hace uso de un taladro con batería, una broca de 30 cm de longitud, y un utillaje para realizar el taladro de forma perpendicular y fácil. Una vez realizado el agujero tan solo hay que introducir el sensor de tubo y conectarlo al datalogger Qbic. La instalación completa de la estación nos lleva unos 45 minutos. Una vez concluida, encendemos el datalogger Qbic mediante su interruptor y automáticamente comienza a enviar los datos a la plataforma, mediante la cual, podremos configurar el tiempo de medida de los datos procedentes de los sensores.

****FOTOS DEL PROCESO DE INSTALACIÓN Y DE LA ESTACIÓN INSTALADA****

Funcionamiento:

Una vez instalada la estación nos conectamos a la plataforma web de Qampo para añadir los datos del marco de la plantación, del sistema de riego, y datos sobre el cultivo, en este caso la Vid.  De esta forma podremos obtener una recomendación inicial de riego basada en el cálculo de  la ETo (Evapotranspiración),  a partir de los datos climatológicos de la zona y del estado de desarrollo del cultivo. Esta primera recomendación de riego se compara con los datos de riego del agricultor para mejorar la toma de decisiones.

Una vez aplicada la rutina de riego, a través de la plataforma de Qampo es posible monitorizar los datos de los sensores de humedad en suelo  en tiempo real, y de esta forma ajustar la dinámica de riego a las necesidades exactas del cultivo. Como ya hemos comentado anteriormente, la estación incorpora un pluviómetro, mediante el cual podremos conocer con exactitud la cantidad de precipitaciones acontecidas a lo largo del tiempo, quedando estas registradas en la plataforma web, para de esta forma ajustar la necesidad de riego al clima local. El sensor de temperatura y humedad ambiental nos permite conocer las horas de frío y de calor en el cultivo, lo cual, nos permite tomar decisiones de forma anticipada, y así mismo, mantener un registro del clima durante el desarrollo del cultivo.

Además de los sensores comentados anteriormente se han instalado se ha decidido emplear otros dos, estos son:

  • Detector de heladas: este sensor imita a una hoja y monitoriza la bajada de temperatura en tiempo real, de tal forma que envía una alerta por sms o mail si la probabilidad de helada es alta. También existe la posibilidad de que el dispositivo conmute automáticamente una electroválvula o relé para activar el sistema antiheladas en caso de que existiese.
  • Humectación de hoja:

Beneficios de Qampo:

La estación Qampo Suelo + 8C  ofrece ventajas y comodidades importantes al agricultor:

  • Conocer cuándo y cuánto regar de forma específica, teniendo en cuenta las condiciones climáticas, y el momento de desarrollo del cultivo. Todo esto de forma sencilla para el agricultor.
  • Tener un registro de los riegos y de las precipitaciones durante toda la campaña. Conocer de forma exacta cuántos metros cúbicos por hectárea se han regado en la campaña y cómo se han distribuido a lo largo de los meses, semanas o días. Saber cuánto ha llovido cada mes, cada semana o cada día. Todo esto  de forma automática y consultable en cualquier momento por parte del agricultor.
  • Conocer las condiciones climáticas exactas de la parcela y poder analizarlas de forma histórica. Extraer datos, tales como, las horas de frío y calor para poder tomar decisiones de forma anticipada, o mejoras en la siguiente siembra.
  • Tener toda la información accesible de forma práctica y sencilla.
  • Posibilidad de definir alertas a partir de los datos de todos los parámetros medidos
  • Prever riesgos de heladas en tiempo real
  • Prever la aparición de diferentes enfermedades en la vid
  • Disponer de datos históricos para mejorar la toma de decisiones