Contacta con nosotros: (34) 983 396 201 o info@qampo.es

Experiencias de éxito

En Qampo buscamos la forma de realizar una agricultura inteligente, esto se consigue realizando una gestión de los cultivos basado en la monitorización mediante la observación y mediación de los muchos factores que les afectan al cultivo.
Desde Qampo la agricultura inteligente se realiza mediante el uso de nuestras estaciones, sensores y dataloggers situados en la parcela. Estos sistemas recogen información que después se utiliza para tomar decisiones con mayor precisión, y también para optimizar el rendimiento de los cultivos.
El primer paso para aplicar al agricultura inteligente es realizar un primer estudio del marco de la plantación, el tipo de suelo, el sistema de riego y la climatología de la zona, con los datos obtenidos se decide que estación instalar y que sensores así como sus distribución por la parcela.
Una vez todo instalado se registran, almacenan y tratan los datos obtenidos para facilitar su interpretación y entendimiento y así tener toda la información para tomar las mejores decisiones sobre las acciones a tomar.
La aplicación de la agricultura inteligente tiene muchos beneficios:
• Ahorrar en productos fitosanitarios y abonos, esto reduce los costes y permite optimizar la producción.
• Producir un agricultura más eficiente y ecológica al reducir el impacto medioambiental al optimizar la utilización de agua, pesticidas y combustible de maquinarias; así, con menos recursos se obtiene mayor producción, lo que permite hacer frente a al reto de la reducción de tierras cultivables que vemos en nuestros días y al crecimiento de la población mundial.
• Tener un amplio conocimiento y control sobre nuestro cultivo, poder conocer cuando y como se riega o si ha sufrido heladas y que todo ello quede almacenado para poder revisarlo en cualquier momento del futuro.
• Aumento de la calidad del producto al reducir al mínimo el estrés sufrido por la planta.
• Homogeneidad de la producción al tratar a todo el cultivo de la misma forma.
Por todo ello se hace imprescindible adoptar agricultura inteligente al modelo productivo agrícola, para poder garantizar una producción agrícola mundial suficiente.